roger eno – flood

Nunca he sido particularmente entusiasta respecto a la llamada “música de relajación” o “new age”, contenidos hechos para ser música de fondo. En lo personal el valor de la música radica en que no sea tan sólo música de fondo, sino que sea capaz de mostrar de generar una respuesta emocional diversa dentro de una propuesta original. Por lo general en cambio, me había encontrado con trabajos emocionalmente áridos y que parecían salidos de una fábrica en vez de un artista.
Dicho lo anterior, me he sorprendido escuchando Flood de Roger Eno, donde el músico muestra los resultados de un experimento realizado para ser banda sonora de una exposición. El proyecto consistía en la generación de una música no intrusiva pero permanentemente cambiante a partir de sonidos previamente grabados. Para ello Eno generó 20 eventos sonoros, tales como acordes de piano, campanas, voces, espacios de silencio, canto de pájaros, etc. y los alternó aleatoriamente. El exitoso resultado de generar música gobernada por el azar llevó a plasmarlo también en un CD, y así, Flood es una única pista de 75 minutos de sonidos que a veces se agrupan, otras veces aparecen en solitario, mientras que en otras simplemente queda el silencio. Nunca deja de sorprender este flujo sonoro, siendo tal y como era la idea inicial, un perfecto telón de fondo y no un punto focal. 
Así, Flood se ha transformado en un disco ideal para acompañarme en actividades diarias como leer o escribir, así como también para llevarme al sueño, con su secuencia impredecible de sonidos. Absolutamente recomendable.
Anuncios

no-man – together we’re stranger

El dúo formado por Tim Bowness y Steven Wilson ha sido desde siempre todo un dolor de cabeza para quienes buscan encasillar a las bandas. Durante su carrera han recorrido y mezclado estilos tan diversos como el pop, la electrónica, el progresivo, el trip-hop, o el post-rock.

En Together We’re Stranger (2003), No-Man sigue la línea de su trabajo anterior, Returning Jesus (2001), en cuanto a su sonoridad orgánica, alejada de las influencias electrónicas de sus primeros trabajos. Sin embargo, ningún trabajo de No-Man es igual al anterior y este trabajo no es la excepción. Así, las principales influencias en este álbum van de la mano de Talk Talk en sus últimos trabajos, claro que a diferencia de esa banda clásica y fundamental para el desarrollo del post-rock, en No-Man las composiciones tanto en lo instrumental como en lo vocal son menos dispersas y más unitarias y amigables.

Es imposible referirse a este trabajo sin hablar primero del contenido lírico de las composiciones. Y este contenido es uno solo: los sentimientos de dolor que afloran en forma posterior a una ruptura amorosa. Y desde ese punto de vista lo logrado por Wilson y Bowness es una maravilla. Bowness mantiene su estilo afable y sus melodías llaman a ser cantadas, pero esta vez se muestra más contenido en su entrega, el número de versos es bastante escaso y esparcido en medio de los arreglos musicales de Wilson, y cada palabra es transmitida con la intensidad perfecta para captar la sensación de pérdida y desconsuelo. Esto es especialmente cierto en la suite que da comienzo al álbum, de 28 minutos y 4 secciones:

we step outside
and face the poisoned weather.
you and I are something else together.
arm in arm,
we’d waste our charms forever.
drifting off, despite the cost,
afraid to ask for better.
you and I are something else together.

(Together We’re Stranger)

roll me over on my right side,
my left side hurts me so.

I’m what you left behind,
I’m fading from your mind.
I’m what you left behind,
I’m fading from your mind.

(Things I Want to Tell You)

Musicalmente en tanto, la guitarra eléctrica de Wilson no predomina mayormente y está a la par con guitarras acústicas, pianos, teclados análogos, mellotrones e instrumentos de viento (clarinete, flauta, trompeta). Y es que éste no es un álbum de música rock, sino uno donde predominan paisajes sonoros suaves y delicados, mas no simples ni fáciles, donde las percusiones son prácticamente inexistentes, salvo en un par de ocasiones (donde son por lo demás mínimas) y en que si bien los temas son bastante extensos no “ocurren” muchas cosas en ellos. En cambio, las composiciones son muy exitosas en llevar al oyente al ambiente emocional brindado por el trabajo lírico.

La segunda parte del disco presenta tres temas con un formato más “clásico” y acústico, y destacanPhotographs in Black and White, probablemente la composición más cercana al progresivo tradicional, y The Break-up for Real, la composición más breve, y que de cierta forma abre el espacio a la esperanza de algo mejor:

driving to the coast,
it’s hard to know what hurts the most.

learning how to feel,
it’s the break-up for real.

singing to the sea,
you sing the songs that set you free.

Together We’re Stranger es una experiencia musical bastante única, y que se recomienda escuchar especialmente a oscuras y con un sistema de sonido 5.1 para aprovechar al máximo la magistral mezcla surround.

Claramente no se trata de un disco sencillo. Tampoco se trata de un trabajo para impacientes, ni para aquellos que necesiten marcar el ritmo de una composición, pero se puede transformar fácilmente en un disco fundamental para aquellos que se puedan ver representados por el concepto lírico.

Links:

no-man – sitio oficial
no-man@lastfm
no-man@myspace