porcupine tree – lightbulb sun

Stupid Dream fue recibido con sorpresa por los fans que vieron cómo la banda se alejaba casi totalmente de lo electrónico y lo progresivo a favor de un sonido rock con formato canción, cercano a lo que se hallaba haciendo Radiohead. ¿Qué podían esperar los fans entonces como el siguiente paso? Antes de un año de la aparición de Stupid Dream, Steven Wilson y compañía editan Lightbulb Sun (2000), y la verdad es que podríamos decir que este álbum “es más lo mismo, pero distinto”.
Temáticamente Wilson deja de escribir sobre la trascendencia, las guerras, los conflictos de ser musico, y otras temáticas abordadas anteriormente y se dirige únicamente hacia un ámbito de líricas personales y recuerdos de su infancia. La mayor capacidad vocal lograda por Wilson, ya notada en Stupid Dream, aquí es más clara aún, complementándose adicionalmente con coros con bellas armonías vocales entre Wilson y Chris Maitland.

La primera parte del álbum se caracteriza por composiciones cortas, aunque no exentas de maestría: Cambios entre acústico y eléctrico y variadas intensidades en Lightbulb Sun, sonoridades cercanas al Floyd de Barrett y bellos juegos vocales en How is Your Life Today? y rock muy mainstream, pero repleto de los detalles sonoros ya clásicos dentro de Porcupine Tree en 4 Chords that Made a Million. Con Shesmovedon llega un clásico instantáneo: una cancion de amor con un efectivo uso de coros a dos voces y vocales procesadas, junto a un solo de guitarra de aquellos a los que Steven Wilson ya nos tiene acostumbrados. The Rest Will Flow es, en tanto, el momento más pop de Lightbulb Sun, un bello tema dominado por un cuarteto de cuerdas.

Mencion aparte merece Last Chance to Evacuate Planet Earth Before it is Recycled. La primera parte, Winding Shot (Summer 81) es un bellísimo tema acústico, con la sorpresiva participación de un Banjo, acerca de los recuerdos inocentes de la adolescencia. Suavemente se diluye hacia la segunda parte, la homónima Last Chance.., que es un verdadero retorno a la epoca de Signify: un extenso y atmosférico instrumental sobre el que aparece sampleada parte de la grabación que la secta Heaven’s Gate dejo antes de su suicidio colectivo hace un algunos años (“..nuestra misión está por terminar… venimos del espacio distante.. y estamos por retornar de donde venimos… es necesario que dejemos atrás todos los métodos, comportamiento, ignorancia y desinformación humanos… esta será la última oportunidad de evacuar el planeta tierra antes de que sea reciclado”).

La segunda parte del album es bastante más difícil de digerir y tiende a alejarse de la línea de Stupid Dream. Se inicia con Hatesong, un extenso tema elaborado en torno al efectivo bajo de Colin Edwin. El título se ajusta perfectamiente al clima desarrollado durante sus ocho minutos: partes vocales enojadas y líricas directas, una estridente sección instrumental y un cierre extenso y oscuro. El mellotron tiene un rol bastante más fuerte que en el resto del álbum, acrecentando tensiones desde un segundo plano. Suavemente el sonido de unos pájaros hace de interludio hacia Where Would We Be, un tema sobre el desencanto que se produce al contrastar lo que se quiso ser y lo que se es. Elaborado sobre una simple base acústica, incluye un solo de guitarra disonante que recuerda a Adrian Belew.

Nuevamente vuelven los sonidos de pájaros y nos dejan frente al gran tema del álbum: Russia On Ice. La primera sección vocal, bastante Floydiana, tiene apoyo de un cuarteto de cuerdas (las que son dirigidas con efectividad por Dave Gregory, de XTC) e incluye un bello solo de guitarra. La  segunda parte, en tanto, es un extenso instrumental que podría definirse como la actualización a rock puro de la sección Wire the Drum de Sky Moves Sideways. Asombroso resulta el despliegue, tanto en percusiones como en tambores de Chris Maitland, mientras que los teclados se contraponen a las rugientes guitarras. Hacia el final todo se suaviza, hasta quedar solo los sonidos de los efectos de los teclados de Barbieri, que desembocan en el tema final del disco, Feel So Low, muy simple y suave, con líricas directas, muy personales. Se asemeja bastante a Say it with Flowers de Fish, funcionando bastante bien como cierre.

En 2007 se edita una nueva edición de Lightbulb Sun, con una nueva mezcla stereo y 5.1, e incluyendo 3 temas adicionales como bonos en el formato DVD, destacando especialmente la extensa Buying New Soul y la ambient Cure for Optimism.

Lightbulb Sun resulta ser un disco redondo, sin puntos bajos. El cambio de estilo de Stupid Dream aquí aparece más matizado con las marcas registradas del Porcupine Tree del pasado, y con mayor espacio para los desarrollos instrumentales. Aún así, puede que muchos fans de discos como Up the Downstair aún se sientan algo decepcionados, pero si hay algo que queda claro aquí es que Steven Wilson es capaz de crear melodías sencillamente memorables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s