la infancia de Coetzee

Leo Infancia, el primer volumen de memorias de J.M. Coetzee. La infancia de Coetzee que elije ocurre mientras el autor tiene 10 u 11 años. Quedan aún unas treinta páginas más por leer, pero siento que ya hay algunas cosas que debiera dejar por escritas.

Hasta donde recuerdo, mi único acercamiento previo a unas memorias eran del mismo Coetzee y su Juventud. Curioso estoy ante la infancia de Saramago, por cierto. El primer elemento en asombrarme fue cómo el relato es desprendido de la propia realidad, refiriéndose a sí mismo en una tercera persona omnisciente. Un narrador que todo sabe de este muchacho más bien serio, culposo, absolutamente consciente, gris y carente de la ingenuidad con la que muchas veces se presenta a los niños.

A los ojos de este niño de mediados del siglo XX vemos también las tremendas diferencias y barreras que se establecen en sudáfrica entre los afrikaners, los ingleses, los nativos y los de color, diferencias que posteriormente marcarán buena parte de la obra del Nobel de Literatura 2003. Muchos mundos en un sólo mundo, los frutos ya comenzando a madurar de un proceso que sólo llevará más adelante a más y más resentimiento en una nación que desde el comienzo estuvo marcada por las diferencias raciales, y los síntomas del daño no se escapan de la visión del niño.

Por supuesto, tampoco se escapan las relaciones entre sus pares, sus padres, familiares y profesores, con una curiosa -para uno como adulto- manera de explicarse las relaciones humanas, pero que quizás no se aleja tanto de la realidad a fin de cuentas.

Cada capítulo parte con una descripción de un hecho puntual a partir del cual van brotanto más y más recuerdos y sentimientos asociados. Todo es observado desde lejos, sin traducciones adultas, sin ser tocado, libre para que podamos hacer nuestras propias interpretaciones, para que podamos acercar nuestra propia experiencia y recordar ese tiempo en que eramos niños, en que pensábamos distinto, pero en que no necesariamente eramos todo lo ingenuos que quisiéramos haber sido. Un tiempo en que se forjó el quién somos hoy.

Anuncios

2 pensamientos en “la infancia de Coetzee

  1. Pingback: la plaza « Jorge López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s