coldplay – viva la vida or death with all of his friends

Siempre me ha parecido interesante cuando una banda exitosa decida hacer una vuelta de tuerca y editar un trabajo en el que se alejan de un cierto canon que las llevó al éxito comercial. Los resultados son variables, pasando de un habitual fracaso estruendoso a un poco probable éxito sin precedentes. Ahí están OK Computer (Radiohead), Six (Mansun), 10000Hz Legend (Air), 1.Outside (David Bowie), Wah Wah (James), o Passengers, el proyecto experimental de U2 cuya casa disquera se negó a editar bajo el nombre de la banda. Curiosamente, varios de estos discos tienen un factor común: la presencia de Brian Eno en la producción. Coldplay para su cuarto trabajo deseaban mostrar que no les complica sonar poco comerciales, que su interés es hacer música original, no seguir en lo mismo de antes. Y por supuesto, llaman a bordo a Eno.

Desde la primera vez que escuché Viva la Vida or Death With All of his Friends si algo me quedó claro es que Chris Martin y sus compañeros se esforzaron. Está claro, el trabajo a nivel de composiciones se muestra mucho más elaborado que en ocasiones anteriores, especialmente en comparación con ese tremendo paso atrás con el que cayeron en lo formulaico que fue X&Y. Y claro, se agradece que Coldplay por un rato no suene a Coldplay en un mundo en que empiezan a abundar las bandas que quieren sonar a una banda que ya de partida era una versión aligerada de Radiohead.

La partida instrumental con Life in Technicolor pareciera ser un introductorio a un tema inexistente, pero aún así funciona bien como una declaración de intenciones. A continuación, el primer tema propiamente tal, Cemeteries of London, es una buena carta de presentación de una banda que busca sonar distinto, una composición más agresiva, menos edulcorada que lo que muchos esperarían, y la prometida mejora en el trabajo lírico de Martin, muy lejos de la balada de amor eterna.

Lo mejor llega pronto. 42 tiene una partida que no se aleja de lo clásico de la banda, con el falsete de Martin y su piano, pero desde ahi toma caminos distintos, desarrolando un súbito cambio de ritmo y una sección instrumental extensa para parámetros habituales, para terminar en una nueva sección vocal antes de un breve retorno al tema inicial. Aplausos. Esta mini suite es la composición en que la banda se acerca más al rock progresivo, claro que pasado por la escuela de Mansun.

Tres tracks presentan dos partes, pero se trata de temas separados, hasta con silecios entre ambas “partes”. Por alguna razón a la banda le pareció adecuado de esta forma tres temas escondidos, a los que no se puede acceder directamente. Es una lástima, porque estas codas o segundas partes son realmente destacables. Reign of Love, sin coros, y con la voz acompañada únicamente por piano y efectos de guitarra estilo The Edge es una joyita. Chinese Sleep Chant sigue la estructura sin coros, aunque ahora con un muro de guitarras cubriendolo todo, incluyendo a la voz.

No todo funciona, sin embargo. En Yes! Martin canta en un registro más bajo que el habitual dando un resultado muy atractivo, los arreglos son prolijos especialmente en cuanto a la percusión, bastante original, pero la inclusión de arreglos de cuerdas world music parecen un tanto innecesarios y clichés y terminan dañando la canción. Strawberry Swing tras repetidas escuchas no logró resultarme nunca atractiva con su ambiente festivo.

Por supuesto, también hay en Viva La Vida.. composiciones más directas y más esperables para la banda. Ahi está el tema homónimo, que pasa sin pena ni gloria, y ahi también está Violet Hill, con un sonido más agresivo y conciso, una excelente elección como single, aún con sus introducción atmosférica y su bella coda en piano.

Para el final Coldplay guarda parte de lo mejor. Death And of All his Friends presenta una estructura atípica que resulta particularmente atractiva, alejada del formato canción, evolucionando en forma orgánica, impredecible. Le sigue The Escapist,  una composión minimalista y basada en una secuencia que es la base de Life in Technicolor, cerrando delicadamente un trabajo si bien no perfecto, si con abundancias de grandes momentos, y con certeza un triunfo para una banda que comenzaba a perder credibilidad pese a sus millones de discos vendidos.

Anuncios

3 pensamientos en “coldplay – viva la vida or death with all of his friends

  1. ¡Maravilloso! Mi hermano es fanático de Coldplay, así que le di un par de vueltas a este disco en un paseo a la playa. Y bueno, me pasó exactamente lo mismo. A pesar de que noté un cambio importante en la manera de producir cuando Eno trabajó con Robert Fripp hace un par de años, entender este tipo de trabajo experimental de manera longitudinal ayuda a disfrutarlo mucho más, incluso más allá de la -a veces- obtusa mirada de un fanático. Para mi este atrevimiento no es nada más que el reflejo de la anhelada madurez musical, algo que muchas bandas ni siquiera se lo plantean.

    Alguna vez, vi en el History Channel al gran Robert Lange comentando sobre una tremenda solid state logic que “There is no reward without risk”. Sólido.

    Que tengas un gran fin de semana. Espero el comentario de Muse!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s