4:30 AM

Las calles ya están desiertas. Sonidos aquí y allá más habitualmente son hojas que caen que pasos escondidos. Aún quedan trabajando algunas prostitutas que quizás por el frío, quizás por el escaso trabajo en la noche, acceden a conversar con un par de tipos que parecieran haber bebido ya todo lo que tenían. Un hombre camina por el medio de la calle. Obeso, tambaleante, pareciera la caricatura perfecta de un ebrio. Su cara muestra confusión, un leve toque de miedo, ¿Es acaso su primera vez?

La calle es mi calle, la caricatura está frente a casa. Abro la reja y entro, al tiempo que un auto dobla y acelera. Cierro la reja sin mirar atrás ante el ruido sordo de la grasa humana.

Quizás sirva para rellenar algún rincón vacío en el diario de la tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s