Porcupine Tree – Fear of a Blank Planet

Porcupine Tree
Fear of a Blank Planet
Atlantic Records, 2007

Fear of a Blank Planet es el esperado disco sucesor de Deadwing. Promocionado como una secuencia musical de 50 minutos, la banda ofrece por primera vez un trabajo íntegramente conceptual, acerca de la sociedad actual y especialmente de la vida de jóvenes rodeados de consolas de juegos, acceso gratis a pornografía vía internet, drogas de prescripción, y una decadencia moral generalizada. Sin presentar una línea argumental clara, la historia se basa en el personaje infantil de la novela Lunar Park de Bret Easton Ellis (American Psycho), y su lectura puede ayudar con el seguimiento del disco.

Musicalmente la banda sigue incorporando la influencia del metal que ya apareció en los discos anteriores, con la diferencia de que ahora la conjugan con el pasado más progresivo del grupo. Así, gran parte de los temas son extensos y presentan secciones instrumentales extendidas, mientras que los teclados de Richard Barbieri pasan a primer plano a través de secuncias, solos y exquisitos trabajos texturales. Ello sin opacar las guitarras, que por momentos alcanzan niveles de intensidad nunca antes vistos en la banda, con secciones de riffs demoledores que contrastan con la frágil vocalización de Wilson. Siguiendo con la presencia de músicos invitados iniciada en In Absentia, en este caso aparecen nada menos que Alex Lifeson, que entrega un memorable solo de guitarra, y Robert Fripp, que contribuye con un trabajo en soundscapes.

Mientras en Deadwing se apreciaba un cierto choque entre temas de vocación radial y otros que marcaban un retorno claro a sonidos más progresivos, en este caso Steven Wilson pareciera haber decidido que su vocación por el formato canción se erradique definitivamente en su proyecto Blackfield, que editó su segundo disco también en 2007. Así, Fear of a Blank Planet se asienta en el rock progresivo más que ningún disco de la banda desde el memorable Signify. Ciertamente es un riesgo mayor para una banda con contrato con una multinacional, pero curiosamente la banda sigue creciendo en ventas, y consiguió entrar al Billboard en su primera semana a la venta.

Es difícil destacar temas, los que en su mayoría aparecen conectados suavemente entre sí, pero es imposible no mencionar la pieza central del disco, Anesthesize, composición de casi 18 minutos y tres secciones, que es sencillamente el mejor tema de la historia de la banda.

Fear of a Blank Planet en definitiva es un trabajo redondo, donde se conjugan como nunca antes las facetas atmosféricas, expansivas y metaleras de la banda, sobre excelentes líneas melódicas, con un trabajo lírico oscuro y denso que no da respiro. Absolutamente recomendable.

Anuncios

Un pensamiento en “Porcupine Tree – Fear of a Blank Planet

  1. Hola Jorge. Me encantaron tus reseñas sobre los discos de Porcupine Tree y todo lo relacionado con Steven Wilson. Soy un fanático a cagar de PT y SW y aunque me cueste decirlo, no tengo muchos discos originales de ellos, sino el In Absentia y Fear of a Blank Planet, pero cada vez que encuento uno lo compro para añadirlo a mi colección, que se pasa desde The Beatles a lo mejor de Rush. Me gustaría que siguiésemos hablando porque siempre es bueno tener un amigo musical con quien compartir datos musicales y conversar sobre los nuevos lanzamientos de bandas compartidas. Espero ansioso que me respondas. Atte. José Antonio Morales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s